martes, 23 de agosto de 2011

Solo estamos interesados en

Solo estamos interesados en simular las perturbaciones eléctricas que se propagan, pero ni siquiera nos interesan sus formas exactas, nos basta con poder cuantificar de alguna manera el efecto que provocan al pasar de una neurona a la siguiente. La información de la red neuronal que afecta a la propagación de las perturbaciones eléctricas seguramente se puede comprimir en parámetros por tramo de neurita. Sería algo parecido a los parámetros de tramos de línea de transmisión de CEM.

No es imprescindible poder almacenar la memoria a corto plazo que se encuentra en forma química antes de la formación de nuevas uniones sinápticas.

Todo el alma está en la información almacenada a largo plazo en la red neuronal natural.

La idea es dividir la información espacial obtenida de la imagen de tomografía del futuro en cubos grandes --los cubos pequeños a los que me refería en los mensajes anteriores los podemos llamar voxels o pixels 3D-- y asignar cada cubo grande a un proceso, usando tantas CPUs como sean necesarias.

Una vez cargados los datos cada cubo intercambia datos de potenciales de acción en movimiento con sus hasta 26 cubos contiguos, aunque principalmente lo hará con los 6 cubos de sus caras.

El software es el mismo en todos los procesos y se limita a simular el movimiento del equivalente a los potenciales de acción por los tramos de neuronas y por las uniones sinápticas, y a modificar los parámetros de cada tramo según la cantidad de potenciales de acción, donde se incluye el efecto de la satisfacción medida por las neuronas o glándulas neurosensibles segregadoras de dopamina (VTA).

La lógica de funcionamiento es más complicada, pero se puede hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.